La división sobre los eurobonos eleva a máximos de dos semanas el coste del bono español

Los inversores de deuda pública reaccionan con ventas al fracaso en las negociaciones del Eurogrupo para lanzar medidas de ayuda en forma de nuevos créditos o de eurobonos. Las desinversiones rebajan el precio del bono español a diez años y elevan su interés a máximos de dos semanas.

El lanzamiento de los eurobonos, o ‘coronabonos’ por la causa que podría haber motivado su aprobación, queda en el aire. De momento, la reunión maratoniana del Eurogrupo ha finalizado sin ningún acuerdo. Ante el fiasco en sus negociaciones, los países integrantes se darán una segunda oportunidad, y volverán a reunirse en la jornada de mañana.

La decepción por la falta de acuerdo no sólo limita las ventas a la renta variable europea. Las desinversiones se abren paso en el mercado de deuda pública europea, y en especial en la deuda periférica. Los dos mayores mercados periféricos, Italia y España, son además los más afectados por el coronavirus.

En la reunión del Eurogrupo ha quedado patente de nuevo la división existente sobre una de las medidas que más expectativas había generado, el lanzamiento de los denominados eurobonos. España, Italia y Francia abogan por la puesta en marcha de un mecanismo para financiarse en los mercados a través de deuda europea mutualizada, una propuesta que rechazan Países Bajos, Alemania, Finlandia o Austria. El Gobierno holandés destaca en este rechazo, al considerar que es una medida «imprudente» y poco «razonable».

El interés del bono español a diez años, que evoluciona de manera opuesta a su precio, comenzó la semana en el 0,71%. En la jornada de ayer, con la vista puesta en el inicio de la reunión del Eurogrupo, las ventas se aceleraron, y la rentabilidad del bono escaló hasta el 0,81%.

Las desinversiones continúan en la jornada de hoy, a la espera de las novedades que aporte la nueva reunión programada por el Eurogrupo, y el interés exigido al bono español amplía sus subidas por encima del 0,81%, en zona de máximos desde el pasado 25 de marzo, justo antes de que el Banco Central Europeo salió en ayuda de la deuda periférica al flexibilizar los límites en sus compras de bonos.

El repunte en los intereses exigidos al bono español elevan la prima de riesgo por encima de los 115 puntos básicos, en línea con los niveles del pasado viernes y con los máximos de hace dos semanas.

Italia

Las ventas como respuesta a la falta de acuerdo en el Eurogrupo se han acelerado en mayor medida en el caso de la mayor deuda periférica, la italiana.

En los primeros compases de la jornada el interés exigido a su bono a diez años ha escalado hasta 20 puntos básicos, al alcanzar máximos desde el1 9 de marzo, al borde del 1,75%.

A pesar de la mayor moderación en esta escalada con el paso de la sesión, la prima de riesgo de Italia supera la barrera de los 200 puntos básicos.

La rentabilidad exigida a su deuda a más corto plazo, a dos años, también ha llegado a subir más de 20 puntos básicos.

Vía: https://www.expansion.com