Inditex aspira a fondos de la UE para una nueva sede sostenible por 100 millones

  • España podrá presentar a partir de hoy los proyectos para la recuperación
  • El gigante textil está ampliando sus instalaciones con criterios ecoeficientes
  • La empresa ha comprado una nueva parcela para la ampliación de su cuartel general

A partir de este 15 de octubre, España podrá presentar ya un borrador de su plan de recuperación y, aunque tendrá que esperar al menos al año que viene para que sea oficial, las empresas están llevando a cabo ya sus propuestas. EY ha identificado en un informe hasta 1.000 proyectos que podrían verse beneficiados por estos fondos de la Unión Europea, 79 de ellos en España, que requerirían 24.400 millones de financiación y entre los que figurarían, entre otros, planes de Endesa, Iberdrola, Ferrovial o Inditex, entre otros.

El gigante textil gallego solicitará así 100 millones de estos fondos europeos con el objetivo de levantar su nueva sede ecoeficiente en la localidad coruñesa de Arteixo, que contará con las últimas tecnologías e dispondrá incluso estudios para la producción audiovisual de la tienda online. La obra responde a cumplir el objetivo anunciado por el presidente del grupo, Pablo Isla, de que «el 80% de la energía» de todas las instalaciones «sea renovable» en 2025.

inditex-letrero-cesped-cielo-770.jpg

En total, la compañía ha sumado 80.000 nuevos metros cuadrados a los 160.000 ya existentes en la sede, en unas obras que se iniciaron el año pasado y que junto a las fábricas y la plataforma logística suman un millón de metros cuadrados en total. Según avanzó La Voz de Galicia el pasado mes de febrero, la dueña de Zara ha comprado además una nueva parcela en el polígono de Sabón, ubicado Arteixo, para ampliar la fachada de su cuartel general. Es una operación con la que Inditex será dueña de casi la mitad del suelo del polígono industrial. La última ampliación de su sede se llevó a cabo el año pasado, cuando el grupo invirtió un total de 31,5 millones de euros para levantar un nuevo edificio.

Nuevos edificios

De hecho, en los últimos tres años, Inditex ha invertido más de 130 millones de euros en la construcción de edificios en la zona para facilitar su operativa, ampliando igualmente la sede la sede de Tempe, en Elche (Alicante), donde en 2018 obtuvo el visto bueno para construir un túnel que conecte las dos naves del grupo en la localidad. La empresa mantiene una apuesta por las energías limpias y la implementación de una de una gestión de economía circular, certificada por la ISO 14.001, que pretende implantar en la nueva sede, en la que se han incorporado espacios para nuevos departamentos, especialmente en todo lo relacionado con tecnología y sostenibilidad.

Según aseguró recientemente Pablo Isla, presidente del grupo, «el objetivo es prepararnos para lo que la compañía es hoy, pero también para lo que será en el futuro».

Inversión

Durante el último ejercicio, el grupo invirtió 1.200 millones de euros orientados a la transformación digital y sostenible de la compañía, reto estratégico fijado en los últimos años y que ha llevado a una renovación casi completa de la superficie comercial, y a la incorporación de tecnología avanzada en todos los ejes del modelo, desde tiendas y venta online a logística, pasando por la gestión de la compra y relación con los proveedores desde criterios, según la empresa, de sostenibilidad.

Y no solo eso. Inditex planea invertir ahora 2.700 millones de euros adicionales a lo largo de los próximos tres años para acelerar aún más en la senda de la transformación digital y sostenible impulsada desde 2012, con lo que, según la empresa, se anticipará el crecimiento de la venta online hasta superar el 25% del total de las ventas de la compañía en 2022.

«Y haremos todo esto de manera sostenible y responsable, fieles a nuestra esencia que es ofrecer la mejor experiencia y el mejor producto de moda a nuestros clientes, escuchándoles en cada paso de nuestra relación con ellos», según remarcó Isla el pasado mes de julio durante la junta de accionistas.

Más allá de la sede, la empresa reforzará la gestión sostenible de sus consumos energéticos en tienda –a través de la plataforma de gestión centralizada Inergy, a la que están conectadas ya 3.587 tiendas-, el consumo de energía renovable y la gestión de todos los materiales empleados tanto en tienda, como en logística y sedes, a través del programa Zero Waste.

Por otro lado, el gigante de la moda seguirá avanzando en la eliminación de plásticos, con un primer hito este mismo año al desaparecer todas las bolsas de plástico de sus tiendas y pedidos online, y con el siguiente objetivo marcado para 2023 con la eliminación de todos los plásticos de un solo uso para clientes. De la misma forma, sigue creciendo el peso de las colecciones Join Life, que en 2020 alcanzarán el 25% del total, en la senda de lograr que en 2025 la compañía use sólo fibras 100% sostenibles.

Impulso del sector textil

Inditex ha dado un paso más para la recuperación del sector textil ante la grave crisis económica a nivel mundial debido al coronavirus. Para ello, la empresa llegó a un acuerdo el pasado agosto con IndustriALL Global Union, que representa a 55 millones de trabajadores industriales a nivel global, trabajarán conjuntamente en los planes de recuperación de la industria textil a nivel mundial, para favorecer una mejor recuperación de la situación creada por la pandemia de la Covid-19.

Las dos organizaciones reforzaron este compromiso a través de una declaración conjunta firmada en Arteixo (España) y Ginebra (Suiza). Muchos mercados de producción textil han registrado grandes pérdidas de empleo y dificultades económicas para los trabajadores de la industria textil durante los últimos meses. La declaración conjunta profundiza el compromiso duradero de ambas organizaciones con los derechos de los trabajadores a la libertad de asociación, la negociación colectiva y el diálogo social.

Vía:https://www.eleconomista.es