El Gobierno descarta una rebaja de IVA para reactivar el consumo

El Gobierno no contempla reducir, temporal o indefinidamente, el impuesto sobre el valor añadido (IVA) de determinados artículos para reactivar el consumo y, en consecuencia, la economía ante la grave crisis desatada por el coronavirus. Fuentes del Ministerio de Hacienda descartan esta medida que sí han aplicado algunos países europeos como Alemania y añaden que «ya hay muchos bienes y servicios están en el reducido».

Ese tipo reducido es del 10%, y dentro de este grupo están el transporte público, los inmuebles nuevos, los museos y bibliotecas o la restauración, que es precisamente el ámbitoen el que Alemania ha aplicado la rebaja del gravamen al pasarlo del 19% al 7%. El tipo alemán para bares y restaurantes, por lo tanto, es ahora mismo inferior al de España, pero en Hacienda añaden que la única posibilidad sería llevarlo al superreducido del 4% y que ese tipo está muy limitado para alimentos básicos, libros o medicinas.

Hacienda también rechaza una posible reducción al tipo reducido desde algunos de los productos que se encuentran en el tipo general: electrodomésticos, ropa y calzado, alcohol y tabaco, automóviles o productos de cosmética presentan un tipo del 21% y el Gobierno no contempla que ninguna de estos artículos pasen a presentar un impuesto del 10%.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) evidencian que la demanda interna está totalmente hundida, en buena parte por las medidas de confindamiento, y algunos economistas y el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) han señalado que una reducción temporal del IVA podría ser positiva para impulsar el consumo.

Sin embargo, el Ejecutivo rechaza esa línea de actuación y, de hecho, lo que sí quiere llevar adelante es su plan para aplicar una fuerte subida de impuestos. No inmediata y ni en su totalidad, pero el Gobierno de Pedro Sánchez mantiene su objetivo de aplicar el principio de «quien más tiene, más debe aportar». Y eso pasa por una subida de IRFP a las rentas altas, endurecer Sociedades, tratar de eliminar las bonificaciones en Sucesiones y Donaciones y, también, crear la Tasa Tobin y la Tasa Google.

De hecho, tanto la vicepresidenta para Asuntos Económicos, Nadia Calviño, como Montero han evidenciado en más de una ocasión la urgencia que el Gobierno tiene por dar forma a estas dos figuras. Y tras la paralización en el seno de la OCDE del proceso de negociación de la Tasa Google, en Hacienda señalan que España creará su propia tasa y luego, si es necesario, se introducirán las modificaciones necesarias para adecuarla.

AMPLIACIÓN DE PLAZO DE APLAZAMIENTO

Lo que sí ha decretado ya el Gobierno es la ampliación en un mes más, esto es, hasta cuatro meses, del plazo para ingresar impuestos sin intereses de demora en los aplazamientos tributarios motivados por el impacto del coronavirus. La medida fue pactada por el Gobierno con Ciudadanos durante las negociaciones para que la formación liderada por Arrimadas apoyase la ampliación del estado de alarma, y el Consejo de Ministros la tramitó ayer.

«Esta fue una de las condiciones que pusimos desde @CiudadanosCs para apoyar la última prórroga del estado de alarma: un mes más sin intereses en la moratoria en el pago de impuestos para autónomos y pymes. Será un alivio para millones de familias. Política útil», señaló este martes Marina Bravo, secretaria general de Ciudadanos a través de su perfil en la red social Twitter.

Asimismo, el Gobierno ha retrasado hasta septiembre de este año y de manera «excepcional» la publicación de la lista de morosos con la Agencia Tributaria «para que puedan resolverse con todas las garantías los procedimientos establecidos teniendo en cuenta la situación de crisis sanitaria», informa Europa Press.

Vía: https://www.elmundo.es/