El Gobierno congela las cotizaciones de los asalariados: no subirá la base máxima a las rentas altas

  • Las bases mínimas solo subirá si aumenta el salario mínimo (SMI)
  • La base máxima de cotización seguirá en los 4.070 euros mensuales
  • El Pacto de Toledo solo pide la revisión de las aportaciones de autónomos
escriva-y-diaz.jpg

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, afirmó este viernes que no se han tocado las bases máximas de cotización a la Seguridad Social de cara a 2021 y recordó que las bases mínimas dependen están ligadas a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que depende del Gobierno y que se habla con los agentes sociales. Una noticia que ya avanzó elEconomista en el mes de marzo y que se confirmaba tras conocerse las recomendaciones sobre la reforma de pensiones del Pacto de Toledo que en el apartado que habla de ordenación de las aportaciones al Sistema en sus diferentes regímenes no abogaba por revisar la cotización de los trabajadores asalariados mientras que sí pide un progresivo avance para la de los autónomos hacia un modelo de ingresos reales.

Así lo confirmó el ministro en la rueda de prensa para presentar los Presupuestos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. En el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 se establece que las bases mínimas de cotización, según categorías profesionales y grupos de cotización, se incrementarán desde el 1 de enero de 2021, y respecto de las vigentes en el 31 de diciembre de 2020, «en el mismo porcentaje que aumente el salario mínimo interprofesional», una decisión que el Gobierno aún no ha tomado. Incluso, esta medida, tal y como avanzó este medio se podría guardar en el cajón de sastre en el próximo año para volver a darle continuidad en 2022. De modo que ni tan si quiera esta cuota se vería incrementada.

También apunta Escrivá que las bases mínimas de cotización aplicables a los trabajadores con contrato a tiempo parcial se adecuarán en orden a que la cotización en esta modalidad de contratación sea equivalente a la cotización a tiempo completo por la misma unidad de tiempo y similares retribuciones.

Las rentas altas se ‘libran’

Respecto a las bases máximas, se establece que serán, a partir del 1 de enero de 2021, de 4.070,10 euros mensuales o de 135,67 euros diarios, la misma cifra que este año. Es decir, permanecerán intactas después de que el Gobierno frenó la subida para las rentas altas de sus cotizaciones a la Seguridad Social a comienzos de año, y que tuvo que posponer por la situación de excepcionalidad. Finalmente, y más aún tras la postura de los partidos en el Pacto de Toledo, el decreto en el que trabajaba el Ejecutivo para incrementar la cuota de aportación de aquellos trabajadores con salarios superiores a los 48.800 euros anuales descansará en los cajones del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, al menos hasta que pasen los momentos más duros de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y que amenaza con descarrilar la economía del país si la situación de excepcionalidad se prolonga el próximo año.

Entonces, el Consejo de Ministros manejaba un texto que recogía el incremento de la base máxima de cotización cercano al 2%, después de que el propio ministro José Luis Escrivá descartase en una entrevista que la subida se fuese casi al 3%, tal y como se especulaba, argumentando que la misma se produciría en línea con el incremento salarial experimentado por la rentas de ese tramo en el último ejercicio.

Los Presupuestos también señalan que los tipos de cotización en el régimen general de la Seguridad Social serán del 28,30% para contingencias comunes, al igual que en 2020, y que para la cotización adicional por horas extraordinarias se aplicará una cotización del 14% cuando sean por fuerza mayor y del 28,3% cuando se trate de horas extraordinarias que no sean por fuerza mayor.

Vía: https://www.eleconomista.es