Digitalización, innovación y sostenibilidad, prioridades de los empresarios para transformar el país

El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta.
El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta.

El Círculo de Empresarios ha propuesto catorce medidas para transformar el modelo productivo del país tras la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus, entre las que se encuentra el impuso a la digitalización, la innovación, la sostenibilidad o el aumento del tamaño de las empresas.

Así lo ha propuesto El Círculo de Empresarios y Boston Consulting Group (BCG) a través del informe ‘Transformación del modelo productivo español’, presentado este jueves por el presidente del Círculo, John de Zulueta, el director general de BCG España y Portugal, Rafael Rilo, y el secretario de la junta directiva de APIE, Jorge Zuloaga.

El objetivo del informe es aprovechar esta crisis «no solo para reconstruir lo que se ha destruido, sino para salir de ella con un modelo productivo más sólido, competitivo y sostenible, tras el terrible impacto humano y económico del Covid-19».

Sus prioridades para asegurar el crecimiento sostenible de la economía española se resumen, entre otras medidas, en impulsar la inversión en tecnología y digitalización; favorecer la innovación, el emprendimiento y el aumento de tamaño de las empresas; liderar la lucha contra el cambio climático y la apuesta por la sostenibilidad.

Además, ven necesario reforzar el valor añadido de la industria apostando por el desarrollo de la tecnología y de nuevos modelos de turismo para mantener el liderazgo global; transformar las actividades de distribución y logística para capitalizar los cambios en los hábitos del consumidor; y liderar la transición hacia la nueva movilidad.

En cuanto a cómo garantizar la resiliencia del modelo productivo, propone, entre otras cosas, mejorar las capacidades de anticipación ante escenarios imprevistos; aumentar la resiliencia del sector sanitario y potenciar las capacidades en salud y sanidad para hacer frente a futuras crisis; reforzar el sistema educativo; mantener un nivel de deuda pública saneado y estable; aumentar la resiliencia de las cadenas de suministro de forma transversal; crear un entorno de negocios que favorezca la actividad económica y atraiga capital extranjero, e impulsar y consolidar modelos de colaboración público-privada.

Asimismo, recomiendan contener los niveles de endeudamiento, reforzar las cadenas de suministro e invertir en el desarrollo de capital humano de alta cualificación, capaz de responder en entornos de gran incertidumbre y cambio.

Respecto al sector público, creen que hay que mantener una posición fiscal saneada, que refuerce sus mecanismos de prevención y respuesta ante imprevistos y adopte un liderazgo que genere confianza en las instituciones y, al mismo tiempo, permita alcanzar los consensos precisos para acometer las reformas estructurales necesarias para conformar un modelo de crecimiento «más sólido, competitivo, estable y sostenible» que permita crear empleo de más calidad y generar mayor bienestar social.

Vía: https://www.elmundo.es/