Díaz pide «no tener miedo» a prorrogar los ERTE mientras sea «necesario»

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha pedido este jueves «no tener miedo» a extender los expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) más allá de septiembre durante el tiempo que sea «necesario», ya que «no tendría sentido dejar caer el sistema» si fuese necesario tras el elevado esfuerzo inversor.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha pedido este jueves «no tener miedo» a extender los expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) más allá de septiembre durante el tiempo que sea «necesario», ya que «no tendría sentido dejar caer el sistema» si fuese necesario tras el elevado esfuerzo inversor.

Así lo ha señalado durante la clausura de la presentación de la ‘Memoria sobre la situación socioeconómica y laboral de España 2019’ del Consejo Económico y Social (CES), en la que ha indicado que no deben tener «miedo» ni los agentes sociales, ni la sociedad, ni las empresas ni los trabajadores en caso de que haya que extender los ERTE más allá de septiembre.

«Lo digo con prudencia, en caso de que esta herramienta sea necesaria expost, quiero dar un mensaje de tranquilidad», ha dicho, ya que «tras el esfuerzo inversor público tan grande no tendría sentido dejar caer el sistema si esto fuera necesario». En este sentido, considera que el «sentido común» debe ser el que guíe la acción colectiva y las medidas en este caso y en el actual momento de una crisis » desconocida» y, en todo caso, ha pedido «trabajar mucho en agosto» para «acertar» en los sectores que precisarán de una extensión de los ERTE más allá de septiembre. Siempre teniendo en cuenta que haya un acuerdo en la comisión tripartita que forman el Gobierno, la patronal y los sindicato para decidir en que empresas y sectores deben continuar los ERTE tras la última prórroga que termina el 30 de septiembre.

Entre los sectores que lo están «pasando mal», ha citado el de servicios sociocomunitarios y culturales. «Hay una actividad extensa de sectores empresariales que se nutren del pulmón y que requieren atención con una cirugía pequeña», ha enfatizado. La titular de Trabajo ha avisado de que la actual fase es la «más compleja y más delicada» al ser «el trimestre más difícil que va a alumbrar las normas, el destino y las pautas que hemos de diseñar colectivamente».

En todo caso, ha valorado la reactivación de la economía y ha apuntado que, del total de 3,4 millones de trabajadores acogidos a un ERTE, solo queda un millón de trabajadores en situación de ERTE, pero la mayoría se han reincorporado a sus puestos de trabajo.

A este respecto, ha resaltado que estos «no pierden sus trabajos, mantienen sus derechos» y lo que indica que las empresas mantienen su actividad con el avance paulatino de las fases de la desescalada.

De la misma forma ha valorado el último acuerdo con los agentes sociales incluyese la opción de los ERTE por rebrote, una medida que considera «eficaz» dada la utilidad registrada en las ciudades y comarcas que están sufriendo estos rebrotes de contagio.

Igualmente, ha valorado la utilidad de la prestación por cese de actividad de los autónomos que ha evitado el cierre de «Muchos negocios», y que el acuerdo de agentes sociales haya permitido algo «histórico», como compatibilizar dicha prestación con el desarrollo de actividad de pequeñas empresas y autónomos.

El CES pide consenso político

La ministra también ha mostrado su «compromiso» de avanzar de forma «decidida» en la renovación del CES para dar estabilidad a un organismo «fundamental».

El presidente en funciones del Consejo Económico Social (CES), Pedro Fernández, ha pedido «consenso político» para adoptar medidas para «recomponer, que no reconstruir, el país», para lo que a corto plazo ve necesario planes específicos para recuperar los sectores más afectados, como el turismo o el sector del automóvil.

A medio plazo insta a acometer un programa «ambicioso» de inversión pública que incida en la digitalización, la investigación y la educación y la colaboración público-privada, ya que «actualmente está amenazada la actuación privada por la investigación».

Vía: https://www.expansion.com